sábado, 28 de septiembre de 2013

ANDECHS WEISSBIER HELL


Andechs brewery es de esas marcas de las que ya he hablado porque todo lo que pruebo me parece reseñable, como su Andechs Spezial Hell y su Andechs Doppelbock Dunkel.
La ANDECHS WEISSBIER HELL es una de las dos elaboraciones de trigo que salen del Monasterio (Kloster) ya que también existe la variedad Dunkel (oscura).



Tiene poso de levadura en la botella por lo que la vierto en diferentes fases, removiendo cada vez. Al quedar en el vaso se queda una buena corona de espuma blanca con burbujas subiendo a toda velocidad. Su color es miel y es turbia.
Olor a plátano, vainilla y un poco de limón.

De primeras, se nota un sabor dulce al que le sigue un toque más cítrico que estimula las papilas. Todo ello rodeado de una sensación sutil que recuerda a plátano.
El sabor a malta de trigo es latente.
En estos primeros tragos noto un ligero picor que viene del limón pero enseguida esa sensación pasa a segundo plano y el final es cada vez más dulce.

Es densa y su textura suave por lo que es buena para beber lentamente. No es una cerveza de trigo que considere refrescante sino que mejor para beber con calma debido a su cuerpo.



La veo muy buena ya que bajo una presente base de trigo se notan toques a limón e incluso a vainilla rodeado todo de un ligero toque a plátano. Por todo eso, a pesar de ser densa no es aburrida de beber sino que cada varios tragos se perciben diferentes sensaciones y sabores.
Tiene 5,5% y viene en formato 50 cl. 

Recomendable, como todo lo que conozco hasta ahora de Andechs.


Curiosidad: Siguiendo con los fallos en la traducción de los ingredientes que ya encontramos en la Anchor Liberty Ale, en esta ocasión tenemos "lúpolo y levandura" en lugar de lúpulo y levadura.



jueves, 26 de septiembre de 2013

ANCHOR LIBERTY ALE


Anchor Brewing es una marca ya conocida en el blog ya que ya hablé de la Anchor Steam y de su Anchor Porter. Ahora le toca el turno a su LIBERTY ALE.

Fue elaborada por primera vez en conmemoración de los 200 años de la "Cabalgada de Paul Revere", personaje clave en la guerra de la independencia americana y célebre por su cabalgada en la  noche del 18 de abril de 1775, en la que a caballo fue alertando a los habitantes de Lexington y Concord (Massachussets) que las tropas británicas se dirigían hacia alli. Es el momento de inicio de la Guerra de la Independencia.

Gran Bretaña tenía colonias en lo que ahora es Estados Unidos desde 1607, colonias que estaban bajo su influencia y donde poco a poco surgió un movimiento hostil hacia los británicos que culminó en 1775 con la Guerra de la Independencia. Estas colonias promulgaban valores como los de la libertad y la igualdad, y de ahi creo que viene el nombre de LIBERTY ALE, aunque eso es interpretación mía.
Culminó en 1783 con el Tratado de París en el que se reconoce la independencia de las colonias y se inicia lo que serán los Estados Unidos de América.

He aqui un inspirador video sobre la LIBERTY ALE, donde aparte de hacer referencia a Paul Revere se afirma que es la primera IPA americana.

video


Nada mas verterla en el vaso se percibe un fuerte y fresco aroma a fruta y cítricos, sobretodo a naranja, con un toque también a pan recién hecho.
La espuma blanca se disipa pero deja siempre 2 o 3 milímetros de poso permanente.
Su color es ambarino con un poco de opacidad.


Su sabor inicial es cítrico con un amargor moderado y bien engarzado. Luego se nota  la presencia de malta dulce para llegar a un final más amargo, en este momento más herbal, y un toque final a fruto seco, como a nuez, pero que se nota poco ya que la sensación lupulada, a hierba, es más acentuada. Por lo tanto compleja y con matices. Un clásico americano que nunca falla.

Al elaborarla se usa el dry-hopping, que consiste en añadir lúpulos frescos mientras se está en el periodo de maduración. Esto refuerza su aroma y es que esta es de esas cervezas que no te cansas de oler mientras la vas tomando. El aroma es uno de sus fuertes y el trago va en consonancia tanto en intensidad como en reflejar los matices que ya nos da en nariz.

Tiene 5,9% grados y viene en las típicas botellas de Anchor de 335 ml.



Curiosidad: Al hacer la traducción de sus ingredientes, al llegar a "Hops" (lúpulo) han puesto "Saltos". Esto ya lo encontré en la Anchor Porter. Espero que se percaten del error.



martes, 24 de septiembre de 2013

CELIS WHITE


Nacido en Hoegaarden, Pierre Celis fundó una cervecera con el mismo nombre de su pueblo natal en 1965. Pero sus instalaciones sufrieron un incendio en 1985 y al no estar asegurado tuvo que vender la fábrica a Interbrew, quienes ahora hacen la famosa Hoegaarden.
En 1992 se mudó a Texas y fundó la Celis Brewery, desde donde continuó haciendo productos como la Celis White, Celis Grand Cru, Celis Raspberry y Celis Pale Bock. En 2000 pasó a manos de Miller Brewing y en 2002 a manos de Michigan Brewing Company.



                                                       Dos generaciones de buena cerveza.
                                            Fuente: https://www.facebook.com/CelisBrewery

En 2011 faltó Pierre Celis pero su hija Christine ha reclamado los derechos del nombre y ha retomado la labor en Austin (Texas) elaborando cerveza según las recetas familiares. Una buena manera de celebrarlo es probando uno de sus mayores exponentes, la WHITE CELIS.

En su etiqueta vemos una escena típica de Texas, con un vaquero a lomos de un caballo atrapando a un toro de carne, a modo de rodeo. 



Se presenta con color dorado y anaranjado brillante, algo turbia, y su espuma es blanca y abundante con textura jabonosa y aros pequeños.
Al olerla se percibe cereal dulce y flor, y dandole vueltas y volviendo a ella se percibe plátano y un toque a limón.
En boca se nota el dulzor del cereal que la hace agradable dejando paso a un regusto a plátano, sobretodo, y en menor medida a cítrico. Es dulce en su conjunto con un final ligeramente amargo. Tiene poca carbonatación y es suave al paladar.
Está elaborada con trigo blanco, lo que le da un gusto muy suave a cereal, y levaduras belgas, con lo que consigue un sabor que recuerda a las cervezas de trigo tradicionales.



Viene en formato de 25 cl. y tiene 5% de alcohol.

Refrescante, ligera, suave y dulce. Una cerveza desde USA pero con toda la tradición belga de uno de los maestros del estilo Wit.


domingo, 22 de septiembre de 2013

BREWDOG: LIBERTINE BLACK ALE

Brewdog es una de las cerveceras más controvertidas de los últimos años debido a sus originales productos y a sus impactantes campañas de marketing. He hablado de ellos antes y ahora lo haré de una de sus cervezas permanentes: la LIBERTINE BLACK ALE.



Presenta un color cobrizo opaco, casi negro. la espuma es persistente y se agarra a la pared conforme va bajando el nivel. Su color es beige y la textura es muy cremosa.

Desde que la pruebo noto claramente que estoy ante una Black IPA. El lúpulo, Simcoe, está presente desde el primer momento, al principio acompañado del un sabor a malta tostada y caramelo y de un sabor más frutal hacia el final del trago. En esta última parte noto melocotón dulce que junto con el lúpulo resulta una combinación explosiva.

7,2% de cerveza sabrosa, bien de cuerpo.

Es una delicia llenarse la boca de ella y dejar que el lúpulo se note incluso en las paredes de la boca. Sus sabores acaramelados y frutales hacen lo propio en la lengua y conforman un trago redondo.



Me ha parecido espectacular esta LIBERTINE BLACK ALE. Una IPA negra con sus tradicionales toques tostados y con el contrapunto novedoso que le da la fruta y el lúpulo.



   El texto que viene en su botella es digno de traducir:

Pierdete en esta voluptuosa bestialidad de cerveza. Una z**** de lúpulo del s. XXI.
Esta madre te seducirá, te complacerá y volverás muriendote por tener más. Adórala. Ánsiala. Sucumbe.

Libertine black ale es una bomba monolúpulo que combina lo fantástico del lúpulo en una IPA, lo decadente e indulgente de los sabores malteados de una stout con una bebilidad insaciable que contrarestan la garra que contiene esta cerveza. Un Caballero Negro contra el bellaco blanco.

Prueba el lúpulo, vive el sueño. Aprende a hablar cerveza, ama la fruta y nunca olvides que vienes de una larga linea de buscadores de la verdad, soñadores y guerreros, la élite sin ley.

Corre hacia la anarquía y la locura de caramelo. Deja que el fino amargo final te rasgue hasta el pecho. Trágala - esta cerveza muerde.

martes, 17 de septiembre de 2013

CERVECERÍA RÍO MUNDO

Con una historia que se remonta desde 1909, la cervecería Río Mundo es un sitio emblemático ubicado en Torrent (Valencia). Su dueño Carlos nos comentó que en el último recuento tenía 609 cervezas diferentes, lo que la hacen la cervecería con más variedad en toda España y por metro cuadrado la mayor del mundo, ya que es un espacio reducido.

Llama la atención su decoración recargada con motivos cerveceros que la hacen acogedora.






Tiene barra con 8 grifos, en los que en ese momento había dos de Dinker Akel, Chimay Tripel, Blanche de Brabant, Dominus Triple Blonde, Te Deum Blonde, Gordons Red y la Leffe roja.


Lo que llama la atención es que no funciona con carta sino que intentan traerte una cerveza personalizada según tus gustos o bien puedes pedir una que quieras probar directamente. También hace sugerencias para que elijas. Yo para comenzar pedí una Te Deum Blonde de barril, con un aroma fresco a fruta y ligeramente a flores. Muy afrutada en sabor y aroma, con el melocotón como protagonista sobretodo al final en esta dulce cerveza. Es muy ligera y posee una textura aceitosa. Es muy poco amarga, la fruta está por encima del lúpulo que apenas se nota. El final es dulce y maltoso.

Para comer hay oferta de tapas variadas, montaditos, salchichas alemanas con guarnición entre otros platos. Nosotros elegimos salchichas alemanas y montaditos.






Para continuar Carlos me sacó una Olvi Tuplapukki finlandesa, cerveza que consiguió mediante amistades comunes con el embajador finlandés, ya que había una prohibición de sacar las botellas fuera de Finlandia y sólo había una caja disponible. Por medio de esas amistades pudo conseguirla. Tiene aroma a malta y fruta. Es ligera en un primer momento pese a sus 8,5% de alcohol que casi no se notan y luego tiene un golpe frutal, melocotón y manzana. Final ligeramente amargo que no encajaba mucho con la fruta.
No me convenció mucho pero se valora que se puedan tener al alcance rarezas de este tipo.


Aqui están las dos cabras que son el símbolo de la marca. Tuplapukki significa el golpe que se dan al luchar, dos veces.


Para acabar una Brugse Zot, con aroma a cereal y un toque a naranja, características que se repiten en boca.

Lo curioso es que cada vez que Carlos saca una cerveza tiene una historia que contar sobre ella como de la Rochefort 6 que se pidió un amigo y de la cual fue él quien la trajo a España hace 19 años. Nos contó de cuando fue a Bélgica a ver a los monjes que la elaboran y al principio les sorprendía que alguien de España quisiera traerse su cerveza, de hecho en concreto la Rochefort 6 era para consumo interno de los monjes. Nos reimos mucho con sus anécdotas con ellos y el prior del monasterio.
Fruto de esas andanzas ahora puede encontrarse la Rochefort muy fácilmente pero al principio sólo se traía una caja al año.

Mis compañeros probaron también otras como la Straffe Hendrik Tripel, Gauloise Blonde, Scotch Silly, Dinker Akel, Altura del Vuelo... un gran surtido.


 Para acabar, el propio Carlos brindó con nosotros con una Urthel Samaranth, una cerveza de cuarta fermentación en barril muy dulzona y redonda. Fue elaborada para su boda por Hildegard y Bas, el matrimonio que creó la cervecera Urthel en el 2000.


Comentar que la propia cervecería tiene un sistema de autolimpieza con el cual limpian sus barriles lo que da una higiene y limpieza excelente.




Una experiencia visitar este lugar lleno de historia con un equipo apasionado de la cerveza y que lo transmite a los clientes.

sábado, 14 de septiembre de 2013

MI BEERANO CERVECERO'13

Hago un resumen de lo que ha sido el verano participando en el hilo de Mi Beerano Cervecero'13 del blog de Lupuloadicto.



Estos meses han sido prolífico en cuanto a probar cervezas diferentes, descubriendo muchas que no conocía. Destaco la visita a Budapest, donde me hizo especial ilusión probar artesanas locales. Aparte de ello pude visitar varios bares cerveceros de la ciudad de los que destaco el Crazy Horse, un bar estilo pijo pero con más de 100 cervezas en la carta, la mayoria belgas pero también de paises tan dispares como Japón o Israel. Otro es el Pivo, que ofrece gran variedad de cerveza checa. También está bien el Kings 3D, especializado en cerveza belga y que vemos en estas fotos:




De lo que he leido, uno de los mejores y donde incluso ofrecen artesanas locales es el Csak a Jo Sorok, pero no pude ir finalmente a pesar de pasar varias veces por la puerta ya que o estaba cerrado o estaban cerrando.

También pude probar las "industriales" que se suelen tomar por alli, de entre las que destaco la Dreher Bak que es tostada. Aparte de húngaras, siendo la más populares la Soproni, la Borsodi y la Dreher, suelen importar muchas austriacas como la Kaiser y la Gosser que son lagers ligeritas o la Edelweiss Hefetrub que es de trigo y eslovacas como la Zlaty Bazant o Union Beer.









Como visita a bares interesantes de Budapest recomiento visitar los Ruin Bar, que están ahora muy de moda. Son locales con decoraciones alternativas, pinturas, cuadros, cartelería... todo lo que puedas imaginar. El más conocido es el Szimpla Kert, pero hay muchos y variados. Aqui podemos ver los que hay y cómo son.





Como anécdota puedo contar lo que me ocurrió en una pizzería de un pueblo de Valencia. Al llegar ví que la oferta era la de las industriales de siempre, en especial San Miguel, de la que tenían la normal, la 1516 y la Selecta. Pedí la Selecta y bien, mejor de lo que me esperaba. Pedí una segunda y al rato mi novia me dijo que mirara la fecha: estaba 1 año y dos meses caducada. Inmediatamente se lo comenté a la camarera y me trajo otra y no cobró la anterior. Lo curioso del tema es que más adelante he vuelto a probar la misma y no me pareció tan buena como la caducada. Parece que mejora con el tiempo jejeje.

El verano se ha completado con una visita a Rio Mundo, un auténtico templo cervecero y del cual hablaré próximamente.



lunes, 9 de septiembre de 2013

I FERIA DE CERVEZAS ARTESANAS DE QUART DE POBLET

Por fin una feria cervecera en Valencia o alrededores, por lo cual no podíamos perdernosla. Dentro de las fiestas de Quart de Poblet hubo espacio para la gastronomía artesana y cervecera y eso se agredece y les felicito por ello.
Once fueron las cerveceras que ofrecían sus productos, junto con una muestra de quesos, carnes, embutidos y comida ecológica.

Fecha: 7 de septiembre
Lugar: Parque de San Onofre, Quart de Poblet (Valencia)
Expositores:
FAR WEST
SPIGHA
MONTMIRA
MEDIA FANEGA
L´ANJUB
NISPRA
ILLICE AUGUSTA
YAKKA
ICUE
LLUNA NEGRA
CLANDESTINO

La asistencia era gratuita lo que hizo que no sólo gente aficionada sino también muchos vecinos de la zona y curiosos se pasaran por allí. Los precios de las consumiciones en vaso de chato eran la mayoría a 1,5 euros, y los tercios para comprar iban de 2 a 2,5 euros dependiendo del expositor.
Lo que si eché en falta es un panfleto informativo que incluyera las diferentes cervezas que se podían probar. En todo caso fue una buena oportunidad para conocer nuevas marcas y en algunos casos recordar viejas conocidas.



 Los primeros que visité fueron los almerienses de FAR WEST, cervecera que no conocía y que elabora 8 variedades diferentes. Pude probar su Predicador, que es una elaboración de 5,4% hecha al estilo de abadía belga, usando lúpulos ingleses y alemanes. Lo hacen con agua de su región manteniendo todas sus propiedades y minerales, lo que se llama agua dura. Tiene un color cobrizo y espuma cremosa. Hecha con maltas de abadía y de caramelo que dan como resultado una cerveza con toque dulce.




De MONTMIRÀ ya conocía su Roxa y su Penyagolosa, la primera hecha con jengibre y la segunda una IPA elaborada con dàtil. Lo que comenté con ellos es que me gusta que usen ingredientes poco comunes en la cerveza para darles un toque sutil, no para que sepan a ese ingrediente. Por ejemplo en la Penyagolosa noto un toque dulzón que supongo que está dado por el dátil, no es evidente. Lo mismo con el jengibre en la Roxa, aunque aqui me parece que el sabor está más presente.
Pude probar su Bresca, con olor a miel y una sensación en paladar de romero. Estas características me hacen pensar que puede ser buena acompañante para comidas, sobretodo arroces y carnes.

Me comentó Antonio la conveniencia de formar una asociación de elaboradores cerveceros para juntarse y tener beneficios tanto en la organización de actividades y ferias como de otros muchos factores en las que la unión hace la fuerza y podría ser beneficioso. Esperemos que la iniciativa vaya adelante.



Desde Tarragona venían L´ANJUB. Cuatro cervezas presentaban más algunas de otras empresas de su región. Pude probar una de las sorpresas de la feria tanto por su calidad como por su propuesta, la Blat Raner, una cerveza de trigo pero con un final ahumado sorprendente.




SPIGHA ya son conocidos en el blog ya que comenté una cata en Beers and Travels, por eso no me extenderé mucho. Tenían sus populares Gurugú, Voramar y Na Valora. Aquí tenemos a Toni echando una Gurugú.



ILLICE AUGUSTA han tenido muy buena acogida de sus productos este verano así que para presentar en barril en Quart de Poblet sólo tenían su Malakatón Pale Ale. Una cerveza que rebosa melocótón desde que te la acercas para notar el aroma como en boca. Se elabora con una maceración secundaria en la cual añaden melocotón deshidratado y una parada fermentativa con whisky peché durante tres meses. De ello resulta que el sabor esté tan integrado y sea acentuado. Tiene toques de canela y sutiles de clavo.

LLUNA NEGRA presentaban tres productos: su Lluna, que es una cerveza rubia refrescante, su Negra y su Bruna, de la cual me comentaron que han introducido cambios. Yo ya la conocía pero ahora es más amarga ya que utilizan lúpulos ingleses en lugar de alemanes como venían haciendo. Estos lúpulos también la han hecho más aromática en mi opinión. Creo que esto puede gustar a los bebedores iniciados ya que las IPAs estan últimamente de "moda" y esta, sin ser una IPA ni mucho menos, va en esa dirección y yo creo que puede gustar. Aquí la tenemos en barril:



ICUE venían con la Icue Mepa, una Pale Ale. También una de estilo Kolsch que van a empezar a embotellar a partir de ahora y una Milk que vemos en la foto y que sólo elaboran para ferias y pude probar. Su olor es a bizcocho y sobretodo a café, sabor que también sobresale en boca con una textura licorosa.



 Tengo pendientes algunas cervezas que no conocía como la de CLANDESTINO, de la cual tengo una en formato 50 cl. y prefiero comentar cuando la pruebe con más tranquilidad.

Como el tiempo era limitado esto es lo que dio de sí la feria, que fue una oportunidad para los elaboradores locales de dar a conocer sus productos. A ver si esto anima a otros municipos de Valencia a hacer lo mismo ya que no somos una Comunidad que se prodigue en estos eventos.


miércoles, 4 de septiembre de 2013

EINBECKER UR-BOCK HELL

Einbecker Brauhaus es una de las cerveceras más antiguas de Alemania ya que fue fundada en 1378 en la ciudad de Einbeck. Ellos conservan lo que es la primera factura de cerveza, datada un 28 de abril de 1378 en la que se desglosa un pedido de dos barriles para la ciudad de Celles, a 130km de Einbeck.

 Pertenecieron a la Hansa, que era un gremio de comerciantes que dominó el norte de Europa desde el siglo XIII al XVII y fue creada para velar por sus intereses y el de los territorios que había bajo su influencia, que iban desde lo que hoy es Holanda y Alemania, hasta llegar a Finlandia y Estonia. Gracias a la ella consiguieron una buena distribución de sus cervezas, sobretodo en el siglo XIV, donde fueron líderes de mercado. En ese siglo tuvieron un cliente ilustre, Lutero, que antes de ser excomulgado por sus diferencias con la Iglesia le fue dado un barril de Einbecker.

 En su fábrica elaboran unas 12 cervezas, 4 de ellas de tipo Bock, un estilo por la cual es especialmente conocida. Las cervezas Bock son lager más fuertes, y pueden ser rubias (Helles) u oscuras (Dunkel). Dos de ellas son permanentes y otras dos estacionales, una para primavera y otra para invierno. Ellas han contribuido a que desde 2010 lleven ganando un premio, algo así como Embajador Culinario de Baja Sajonia.

Su EINBECKER UR-BOCK HELL es uno de sus estandartes.




Su color es dorado claro, con una espuma blanca que forma aros grandes y desaparece rápidamente.
Su aroma es a malta y flor.
Al probarla veo que es una cerveza llena de sabor, predominantemente a malta que entra muy suavemente para dar con un final lupulado delicioso. Llena bien la boca con una textura suave y agradable.

 Una cerveza que va bien de cuerpo, lo que la hace buena para beber fría para refrescarse pero también para disfrutarla por su sabor cuidado, sin estridencias. Tiene 6,5% grados.
Marca la diferencia, muy buena esta Einbecker Ur-Bock Hell.



Curiosidad: En esta y en otras dos de sus Bocks llevan el término Ur, que significa "original". Esto es porque sus cervezas tienen una denominación de origen propia, al estar en Einbeck el origen de las cervezas Bock.
También es curiosa la botella "de hombros bajos" que usan en la mayoría de elaboraciones. La llevan usando desde 1884.